El hallazgo de una nueva cepa de gripe porcina, en parte similar a la que saltó de cerdos a humanos en 2009, ha desatado la preocupación de los investigadores.

No ganamos para sustos. Mientras el coronavirus SARS-CoV-2 sigue creciendo imparable en el mundo, científicos chinos acaban de anunciar la existencia de una nueva variante de gripe porcina que tiene potencial para contagiar al ser humano. ¿Pandemia sobre pandemia? La investigación, publicada en la revista ‘PNAS’, se basa en la recogida de muestras en miles de cerdos entre 2011 y 2018. Entre los 179 virus que localizaron destaca uno al que han denominado G4 que incluye tres linajes, entre ellos, la cepa del H1N1 que mutó de cerdos a humanos en 2009 y provocó la pandemia de gripe A. Entonces, ¿hay que preocuparse?

Los investigadores comprobaron en el laboratorio que el nuevo virus se podía replicar en las células epiteliales de las vías respiratorias humanas. Aunque creen que la transmisión entre personas no es muy probable, si llegase a suceder, nos pillaría sin inmunidad respecto a algunos de sus elementos, por ejemplo, genes de los virus de la gripe aviar. Además, por los experimentos realizados con otros modelos animales, prevén que G4 causaría una patología muy infecciosa y con síntomas. graves.

Los virus de la gripe se recombinan, mutan y cambian muchísimo más que el de la pandemia actual de coronavirus”, explica a Teknautas la experta en gripe porcina María Montoya González, viróloga del Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB Margarita Salas, del CSIC) y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Inmunología (SEI). En definitiva, este tipo de virus varía enormemente y cuando esto ocurre en cerdos “tienen la posibilidad de infectar a humanos, pero no siempre ocurre”.En este caso, “tiene todas las características de un virus que puede infectar a personas, pero todavía no se ha detectado que haya ocurrido”, señala. La importancia del estudio radica en los experimentos realizados con hurones, un modelo de investigación animal que en teoría reproduce de forma muy fiable lo que sucedería en el cuerpo humano. Así han confirmado que produce enfermedad con síntomas graves y es capaz de transmitirse.

¿Por qué otra vez en China?

El hecho de que China vuelva a ser el centro de atención ante una infección viral tras el SARS-CoV-2, puede ser en parte casual —la pandemia de 2009 surgió en México—, pero también hay que tener en cuenta la superpoblación del país asiático y el hecho de que en sus granjas existe una “convivencia” y una relación muy estrechas entre los trabajadores y el ganado, según el virólogo.

Influye mucho el manejo de las granjas y las revisiones sanitarias”, opina Montoya. “En Europa tenemos unas restricciones muy importantes y un control sobre el estado de las granjas. La regulación en China quizá se puede mejorar, y por eso se debe vigilar, la clave es que haya una epidemiología y un control más importantes”, comenta.

El cerdo es uno de los animales más consumidos en el país, pero esto no quiere decir que exista un peligro de contagio a través de los alimentos. Esa posibilidad es “muy remota”, ya que se trata de “un virus respiratorio que tiene fundamentalmente una afectación pulmonar”. Además, “nosotros tomamos la carne de cerdo cocinada o tratada para hacer embutidos y ese procesamiento inactiva cualquier rastro que pueda haber de virus. Como pasó en 2009, no hay ningún peligro para el consumo”, según la experta del CSIC.

Deja un comentario