Dos meses antes de que apareciera el primer infectado en Wuhan, una reunión de expertos hizo un simulacro de una pandemia por coronavirus.

Event 201 es el nombre que recibió un simulacro de pandemia global realizado en octubre de 2019, es decir, dos meses antes de la aparición del primer infectado por el coronavirus COVID-19 en el mercado de mariscos de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, en China.

El simulacro reunió en Nueva York, a una quincena de expertos mundiales en el ámbito de los negocios, gobiernos y salud pública. Algunas cosas sobre las que debatieron nos resultarán ahora asombrosamente familiares: ¿Casualidades? Es posible, como “casualidad” es que un libro escrito en 1981 describa el origen de una pandemia en Wuhan, que una futuróloga –Sylvia Browne para más señas– dejara escrito hace doce años que una enfermedad grave similar a la neumonía se extendería por todo el mundo en 2020. Pero cuando las «casualidades» hacen polvo cualquier probabilidad estadística o desafían las leyes del azar, va siendo hora de plantearse en serio que ocurren cosas que no podemos explicar.

En el Event 201, la enfermedad se inicia en granjas porcinas en Brasil. No es casual esta elección pues, los coronavirus surgen en animales exóticos que debido a la expansión de las ciudades (caso asiático) o la deforestación (caso de la Amazonia, en Brasil) se ven obligados a cambiar su hábitat. Sus enfermedades pasan a los animales de granja y de estos a los seres humanos. Por eso, en el simulacro, la enfermedad se ceba en los barrios de bajos fondos y densamente poblados de algunas megaciudades de América del Sur. 

Como ahora con el Covid-19, las comunicaciones aéreas son fundamentales para su extensión, en el simulacro llega primero a Portugal (por sus raíces colonialistas), Estados Unidos y China. Ningún país puede mantener el control porque se reintroduce fácilmente con los dados de alta ¿Familiar?

Un 14% de los “curados” tienen capacidad de infectar porque las pruebas de pCR se hacen en la garganta pero pueden existir reservorios para el virus. Recordemos que no tenemos medicación específica sino sintomática, es decir, paliamos los efectos de la enfermedad. También resulta asombroso que la vacuna no esté disponible hasta pasados 18 meses, justo el plazo que ha calculado la OMS para el Covid-19 .

El escenario termina a los 18 meses con 65 millones de muertes. Ha infectado al 80-90% de la población mundial y se convertirá en una enfermedad endémica, como la gripe. ¿Les suena?

Deja un comentario