El Satélite para el estudio de Gases Traza (TGO) de la misión ExoMars de la ESA ha detectado este fenómeno que nunca antes se había visto en otro planeta distinto a la Tierra

Un extraño halo verde sobre la superficie marciana. Eso es lo que ha captado el Satélite para el estudio de Gases Traza (TGO) de la misión ExoMars de la Agencia Espacial Europea (ESA), quien lleva orbitando Marte desde 2016 para conocer con más detalle la atmósfera de nuestro vecino. Se trata de la primera vez que se detecta en un planeta diferente de la Tierra, por lo que significa un hito espacial de relevancia.

«Una de las emisiones más brillantes observadas en la Tierra proviene del resplandor nocturno. Más específicamente, de los átomos de oxígeno que emiten una longitud de onda de luz particular que nunca se ha visto alrededor de otro planeta, Jean-Claude Gérard, de la Universidad de Lieja, Bélgica, y autor principal del nuevo estudio publicado en Nature Astronomy. «Sin embargo, se prevé que esta emisión exista en Marte durante unos 40 años, y, gracias a TGO, la hemos encontrado», explica en un comunicado.

El mecanismo en la Tierra

En la Tierra, el oxígeno resplandece durante las auroras polares, cuando los electrones cargados, procedentes del espacio interplanetario, chocan con la alta atmósfera. La emisión de luz debida al oxígeno confiere a las auroras polares su característica tonalidad verdosa. No obstante, la aurora no es más que una de las formas en que las atmósferas planetarias brillan. En el caso de planetas como la Tierra y Marte, la luminiscencia es constante durante el día y la noche mientras la luz solar interactúa con átomos y moléculas de la atmósfera. Los resplandores diurnos y nocturnos se deben a mecanismos algo distintos: los nocturnos se producen cuando se recombinan moléculas descompuestas, mientras que los diurnos surgen cuando la luz del Sol excita directamente átomos y moléculas como las de nitrógeno y oxígeno.

En la Tierra, el resplandor nocturno verde es muy tenue, por lo que lo mejor es verlo de forma trasversal, tal y como muestran numerosas imágenes espectaculares tomadas por astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS). La debilidad del resplandor puede ser un problema cuando se busca alrededor de otros planetas, ya que el brillo de su superficie puede taparlo.

Cómo se pudo ver el halo en Marte

Gérard y sus colegas pudieron detectar esta emisión en Marte utilizando un modo de observación especial del TGO. Uno de los conjuntos de instrumentos avanzados del orbitador, conocido como NOMAD (Nadir y Ocultación para el descubrimiento de Marte) e incluido el espectrómetro ultravioleta y visible (UVIS), puede observar en varias configuraciones, una de las cuales coloca sus instrumentos para apuntar directamente hacia el marciano. superficie – también conocido como el canal ‘nadir’.

«Las observaciones anteriores no habían capturado ningún tipo de resplandor verde en Marte, por lo que decidimos reorientar el canal nadir UVIS para apuntar al ‘borde’ de Marte, similar a la perspectiva que se ve en las imágenes de la Tierra tomadas de la EEI», agrega la coautora Ann Carine Vandaele del Institut Royal d’Aéronomie Spatiale de Belgique, Bélgica, y la investigadora principal de NOMAD.

Estudiando otros resplandores

El estudio del resplandor de las atmósferas planetarias puede ofrecer mucha información sobre la composición y la dinámica de una atmósfera, y revelar cómo se deposita la energía de la luz solar y del viento solar, la corriente de partículas cargadas procedente de nuestra estrella.

Comprender las propiedades de la atmósfera marciana no solo tiene interés científico, también es fundamental para operar las misiones que que se enviarán a medio plazo al Planeta Rojo. La densidad atmosférica, por ejemplo, afecta directamente a la resistencia experimentada por los satélites en órbita y por los paracaídas utilizados para posar sondas en la superficie marciana.

Deja un comentario